Origen sostenible de los ingredientes

DESCUBRE NUESTRO ENFOQUE

  • CACAO
  • AVELLANAS
  • ACEITE DE PALMA
  • AZÚCAR
  • LECHE Y HUEVOS

Nuestro cacao En 2011 adoptamos el compromiso de abastecernos de forma responsable y adquirir el 100 % del cacao en plantaciones certificadas, antes de finalizar 2020. Con ello ayudamos a mejorar las condiciones de vida y fomentamos las prácticas sostenibles. Las explotaciones agrícolas certificadas deben cumplir con criterios estrictos para ayudar a la sostenibilidad medioambiental, social y económica. La certificación y la trazabilidad son solo el punto de partida del enfoque de Ferrero sobre la sostenibilidad, ya que lo que nos proponemos, además, es repercutir positivamente sobre el terreno.

¿De dónde procede principalmente?

Apoyamos a los agricultores La mayor parte del cacao utilizado en el mundo se produce en pequeñas explotaciones agrícolas, sobre todo en Costa de Marfil y Ghana, nuestros principales proveedores de este preciado alimento. Estos dos países juntos representan más del 60 % de la producción mundial de cacao. Allí, los agricultores se enfrentan a dificultades económicas, sociales y medioambientales: problemas para acceder a recursos, un conocimiento limitado de las buenas prácticas agrícolas y las complicaciones asociadas con el cambio climático.

Mediante nuestro Programa de Valores Agrícolas para el Cacao, en Ferrero los apoyamos para que adopten unas prácticas agrícolas sostenibles destinadas a mejorar la productividad del cacao. Además, también les ayudamos a diversificar el origen de sus ingresos con el objetivo de reducir la pobreza y sus problemas asociados, incrementar la resiliencia y mejorar las condiciones de vida de los agricultores, las comunidades y los colectivos vulnerables.
Protegemos los derechos de la infancia

Ferrero tiene el compromiso de promover los derechos de la infancia. En el caso de nuestra cadena de suministro del cacao, eso significa adoptar medidas para combatir el trabajo infantil y mejorar el acceso a la educación y a necesidades básicas como agua, higiene y una alimentación adecuada. Estamos sensibilizando a los agricultores sobre los derechos de la infancia e implementando sistemas para identificar y resolver los casos de trabajo infantil, como el Sistema de Control y Corrección del Trabajo Infantil (Child Labour Monitoring and Remediation System, CLMRS). La corrección puede vehicularse en forma de apoyo individualizado para el niño y sus padres o como un programa más amplio de desarrollo comunitario en torno a la infancia, destinado a implantar mecanismos de protección infantil, reforzar las infraestructuras educativas y fomentar el empoderamiento de la mujer..

También apoyamos activamente iniciativas de alcance más amplio, más allá de nuestra cadena de suministro directa. Así, por ejemplo, desde 2008 formamos parte de la International Cocoa Initiative, una plataforma que incluye a distintas partes interesadas y tiene por objeto asegurar un futuro mejor para los niños y niñas y avanzar hacia la erradicación del trabajo infantil.

Protección del capital natural La deforestación amenaza con minar la resiliencia del sector del cacao y el modo de vida de millones de pequeños propietarios que dependen de este. El cacao se cultiva en algunas áreas de alto valor de conservación (AVC) en África occidental, donde los agricultores han cultivado cacao durante muchos años. Estamos trabajando en los desafíos para poner fin a la deforestación en el sector del cacao y para implementar principios y estrategias clave que sustentan la producción de cacao social y ambientalmente sostenible.

En noviembre de 2017, nosotros y otras empresas de chocolate y cacao firmamos el marco de la Cocoa & Forest Initiative (CFI) con el objetivo de poner fin a la deforestación y restaurar las áreas forestales en los países productores de cacao de Costa de Marfil y Ghana. Tener nuestra cadena de suministro de cacao georreferenciada a través del mapeo de agricultores es una condición clave para asegurar nuestro compromiso.

Pensamos en el futuro Ferrero se comprometió firmemente en 2011 a obtener de manera responsable granos de cacao 100% certificados para 2020 y, a lo largo de los años, también comenzó a implementar varias medidas más allá de la certificación. Además de eso, somos miembros fundadores de dos importantes compromisos colectivos:

  • CocoaAction (2015), que apoya a los agricultores del cacao para que mejoren su productividad
  • Cocoa & Forests Initiative (2017), que pretende poner fin a la deforestación y promover la producción sostenible de cacao.




Ambas iniciativas están coordinadas por la World Cocoa Foundation, de la que formamos parte desde 2005.

En el futuro, seguiremos trabajando para reforzar nuestro programa de sostenibilidad del cacao y repercutir positivamente y a largo plazo en la cadena de valor del cacao. Lo haremos basándonos en tres pilares que están estrechamente ligados y se refuerzan mutuamente:

  • 1.

    MEJORAR LOS MEDIOS DE VIDA

    DE AGRICULTORES

    Y COMUNIDADES

  • 2.

    PROTEGER

    LOS DERECHOS

    DE LOS NIÑOS

  • 3.

    SALVAGUARDAR

    EL CAPITAL

    NATURAL

Nuestras avellanas Las actividades de Ferrero para lograr la sostenibilidad a lo largo de su cadena de valor de la avellana incluyen la trazabilidad de este ingrediente.

La trazabilidad en la cadena de valor de las avellanas de Ferrero se refiere a la capacidad de identificar los orígenes de las avellanas, hasta el nivel de la finca individual o del "grupo de fincas". De acuerdo con la hoja de ruta de abastecimiento sostenible de avellanas de Ferrero. el plan es que sean 100% traceables em 2020. Nuestras avellanas provienen principalmente de Turquía, Italia y Chile. Al final del año fiscal 18/19, habíamos logrado una trazabilidad del 52% de nuestras avellanas. Nuestros esfuerzos se han centrado en los dos principales países de suministro de avellanas, logrando un 45% de trazabilidad en Turquía y un 48% en Italia. Ferrero está trabajando para mejorar la trazabilidad a lo largo de su cadena de valor, exigiendo una mayor transparencia de todas las partes interesadas para mejorar la calidad y la sostenibilidad.

Garantizamos la calidad y el frescor Nuestras avellanas proceden de campos de avellanos, un árbol que crece principalmente en climas de tipo mediterráneo. Nos abastecemos en distintas partes del mundo, principalmente en Turquía, Italia y Chile. La zona del mar Negro de Turquía es la principal productora de avellanas del mundo, por eso es allí donde adquirimos la mayor parte. La experiencia y la tradición de Ferrero en el uso de este fruto se remonta a nuestras raíces italianas, ya que también son regiones productoras el Piamonte (cuna de Ferrero), el Lazio y la Campania. La cosecha tiene lugar entre principios de agosto y finales de septiembre.

Para garantizar la disponibilidad de avellanas frescas y de calidad, también se están creando cultivos en países del hemisferio sur, lo que aporta una cosecha adicional de febrero a marzo. Como parte de este enfoque, Ferrero ha establecido cultivos de avellanas (agrogranjas) en Chile, Suráfrica y Australia, así como en Georgia y Serbia. A través de estas agrogranjas, Ferrero está desarrollando un modelo de actividad sostenible con los agricultores locales, consistente en compartir y promover buenas prácticas agrícolas (viveros, formación, ayuda agronómica, etc.).

¿De dónde procede principalmente?

Sostenibilidad del abastecimiento de avellanas La visión de Ferrero sobre la sostenibilidad pasa por mejorar las condiciones de las comunidades avellaneras con las que se relaciona.

TURQUÍA

El Programa de Valores Agrícolas de Ferrero para la avellana se introdujo en Turquía en 2012. Conforme a este programa, Ferrero ha desarrollado una norma para la producción de avellana conjuntamente con SCS (Scientific Certification Systems) Global Services, un proveedor de servicios de certificación en materia de sostenibilidad a escala mundial. La norma cubre cuatro áreas principales: Buenas prácticas sociales (Good Social Practices, GSP), buenas prácticas agrícolas (Good Agricultural Practices, GAP), calidad después de la cosecha y trazabilidad. A través su Programa de Valores Agrícolas, Ferrero trabaja con agricultores, en su mayor parte minifundistas, con el fin de aportarles conocimientos sobre buenas prácticas agrícolas y sociales. Cada año, SCS Global Services, junto con empresas locales de auditoría, lleva a cabo auditorías específicas de distintos agricultores seleccionados al azar.

Ferrero ha colaborado también con GIZ (Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit GmbH) en el desarrollo de un Sistema de Control y Evaluación que permite evaluar y notificar los progresos y las repercusiones de las actividades e intervenciones sociales sobre el terreno. El sistema refleja los datos recopilados de diferentes partes interesadas, incluidos agricultores, trabajadores, intermediarios laborales y líderes de opinión de las comunidades.

ITALIA

Italia es uno de los países en los que la producción de avellana, tradicionalmente cultivada en las regiones del Piamonte, el Lazio y la Campania, cumple nuestros exigentes niveles de calidad, por lo que resulta crucial desarrollar y preservar una cadena de valor sostenible en estas zonas. Como parte de su plan de abastecimiento responsable, Ferrero colabora con la aseguradora mundial DNV GL desde 2015. Gracias a esta colaboración, Ferrero puede desarrollar planes de acción específicos sobre el terreno (de formación y ayuda práctica, entre otros) con los agricultores y las asociaciones.

CHILE

La primera agrogranja de Ferrero, Agrichile, se fundó en 1991 en Chile, cuyo clima es muy favorable para el cultivo de la avellana. El resultado de los más de 25 años de actividad de Agrichile, combinando la experiencia de nuestros agrónomos y las excelentes habilidades de los agricultores chilenos, ha sido la creación de una completa cadena de valor. Los procesos de producción propios de Ferrero en Chile fueron certificados en 2019 según la norma de cultivo sostenible de SCS Global Services, un programa de certificación homologado. Garantiza el cumplimiento de varias normas medioambientales para las avellanas, así como la protección y el compromiso de los trabajadores y las comunidades agrícolas, y la viabilidad económica de la explotación.

Unimos fuerzas con las principales partes interesadas

En Ferrero nos tomamos muy en serio que nuestras prácticas sean éticas, lo que incluye mejorar las condiciones de empleo en la cadena de valor de la avellana. Ferrero participa activamente en una asociación público-privada con CAOBISCO (European Association of Chocolate, Biscuits and Confectionery Industries) y con la OIT (Organización Internacional del Trabajo) en Turquía, a través de un proyecto cuyo objetivo es contribuir a erradicar las peores formas de trabajo infantil en la agricultura estacional de la cosecha de la avellana. Ferrero colabora también con la Earthworm Foundation, una organización sin ánimo de lucro centrada en influir positivamente en las cadenas de valor, en el marco de su programa de abastecimiento responsable de la avellana

Nuestro aceite de palma Aceite de palma 100 % sostenible certificado por la RSPO y con el compromiso de prevenir la deforestación.

Sabemos que la cadena de suministro del aceite de palma se enfrenta a retos medioambientales, concretamente en lo que respecta al impacto de su cultivo en la deforestación. Por ello en Ferrero nos hemos comprometido a liderar el camino hacia la transformación sostenible de la industria del aceite de palma y estamos entre las primeras empresas del mundo con una cadena de suministro de aceite de palma 100 % segregada y certificada por la RSPO.

Aceite de palma 100% trazable Nuestro aceite de palma es 100 % sostenible y trazable hasta los molinos. Proviene primordialmente de Malasia (una media del 80 % de nuestro volumen) y, en menor medida, de Indonesia y Papúa Nueva Guinea.

¿De dónde procede principalmente?

La RSPO ha establecido un conjunto de criterios medioambientales y sociales que deben cumplir las empresas para producir aceite de palma sostenible certificado (Certified Sustainable Palm Oil, CSPO). El objetivo es exigir la implantación de prácticas sostenibles en el cultivo del aceite de palma.

El aceite de palma utilizado para elaborar los productos Ferrero llega a través de una cadena de suministro certificada como “segregada”. Se obtiene en distintas plantaciones certificadas y se mantiene separado del aceite de palma convencional durante toda la cadena de suministro. Este sistema permite la trazabilidad del 100 % de nuestro aceite de palma hasta los molinos, lo que garantiza que no se obtiene en plantaciones causantes de deforestación.

Los 7 principios de la RSPO Para obtener el certificado de la RSPO, los agricultores de aceite de palma deben cumplir los siete principios siguientes (Principios y criterios de la RSPO, versión actualizada en 2018):

  1. 1

    Transparencia y ética

  2. 2

    Cumplimiento legal y respeto de los derechos

  3. 3

    Optimización de la productividad, eficiencia, mejora y resiliencia

  4. 4

    Respeto de la comunidad y los derechos humanos y fomento de su bienestar

  5. 5

    Apoyo a la inclusión de los minifundistas

  6. 6

    Respeto de los derechos y condiciones laborales

  7. 7

    Responsabilidad ambiental y conservación de los recursos naturales y la biodiversidad

¿Sabía que…? Dentro del Principio 7, el criterio 7.12 exige que las nuevas plantaciones no causen deforestación ni ocupen ninguna zona necesaria para mantener o mejorar espacios naturales protegidos (High Conservation Value, HCV). Las HCV son zonas de valor biológico, ecológico, social o cultural de interés o de importancia crucial para un ecosistema.

Para obtener más información, entreaquí.

Más allá de la propia certificación Con el fin de reforzar nuestros compromisos más allá incluso de la certificación de la RSPO, en 2013 creamos en Ferrero la Carta sobre el aceite de palma de Ferrero®, conjuntamente con nuestros proveedores, para prevenir la deforestación, la extinción de especies, las altas emisiones de gases de efecto invernadero y la vulneración de los derechos humanos. Además, para una mayor transparencia en nuestra cadena de suministro, divulgamos periódicamente y de forma voluntaria los datos actualizados de trazabilidad de nuestros molinos suministradores.

Nuestro esfuerzo tiene el reconocimiento del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) Nuestro esfuerzo tiene el reconocimiento de ONG consolidadas, como el WWF. En su Clasificación de Compradores de Aceite de Palma 2020, que evalúa a las empresas mundiales en función de su apoyo a la sostenibilidad del aceite de palma, la WWF sitúa a Ferrero en el 1.erº puesto, de un total de 173. Con una puntuación de 21,5 sobre 22, WWF sitúa a Ferrero como líder en la industria de los principales minoristas, fabricantes de bienes de consumo y empresas de servicios alimenticios del mundo. Ferrero es reconocida especialmente por su labor en lo que respecta al problema de la deforestación en las zonas tropicales y por la transparencia de su cadena de suministro. Este resultado supone un importante reconocimiento de nuestros esfuerzos en pro del aceite de palma sostenible y nos anima a perseverar en nuestro camino.

Nuestro azúcar Uno de los objetivos de Ferrero para el año 2020 era el de acabar adquiriendo únicamente azúcar de caña refinado procedente de fuentes sostenibles.

Para lograr este objetivo de manera efectiva y en el menor tiempo posible, Ferrero se convirtió en miembro de "Bonsucro Limited", una organización de red global que promueve el cultivo sostenible de caña de azúcar a través de un esquema de certificación.

A escala mundial, y por término medio, un 80 % del azúcar que adquirimos es de remolacha y un 20 %, de caña refinado. En Europa, nos proveemos de remolacha principalmente de productores europeos, mientras que la caña de azúcar se obtiene sobre todo en Brasil, India, México y Australia.

Asociaciones para una cadena de suministro de caña de azúcar sostenible Desde 2010 somos miembros de Bonsucro, una organización de ámbito global que promueve la producción, la transformación y el comercio sostenibles de la caña de azúcar en todo el mundo.

Bonsucro proporciona apoyo a una comunidad de más de 250 miembros en más de 56 países, lo que incluye a agricultores, molineros, comerciantes, compradores y organizaciones de soporte.

Bonsucro trabaja para construir una industria de la caña de azúcar formada por comunidades productoras prósperas y sostenibles y cadenas de suministro resilientes. La misión de Bonsucro es garantizar que la producción responsable de caña de azúcar aporte valor duradero a las personas, las comunidades, las empresas, las economías y los ecosistemas implicados. En 2014, el Grupo Ferrero fue el primero en hacerse con el “Leadership Award” de Bonsucro por su participación activa en el desarrollo de una industria de la caña de azúcar sostenible.

Para obtener más información, entre aquí.

El “Programa de Desarrollo Sostenible” Además de Bonsucro, Ferrero puso en marcha el Programa de Desarrollo Sostenible (Sustainable Development Programme) de cinco años de duración (2016-2020) e implementado en colaboración con Ctm Altromercato en Mauricio. El objetivo general de este programa era mejorar e impulsar la sostenibilidad económica, medioambiental y social de los pequeños productores de caña de azúcar en Mauricio, más allá de la asociación comercial actual con el Sindicato Azucarero de Mauricio.

La leche y los huevos El bienestar animal es un importante principio en nuestras iniciativas de abastecimiento ético. Uno de nuestros principales objetivos es garantizar la mejora progresiva de las normas de bienestar animal en las cadenas de suministro de productos de origen animal. En junio de 2017 fundamos un equipo multidisciplinario formado por expertos de Ferrero y granjas de Food Animal Initiative (FAI), una organización de consultoría e investigación dedicada a impulsar el progreso hacia la sostenibilidad alimentaria.

Nuestro objetivo es crear un programa integral en pro del bienestar animal, con la mejora de la calidad y la seguridad de nuestros productos y la sostenibilidad de las cadenas de suministro.

Leche Los principales problemas al desarrollar una cadena de suministro de leche sostenible son asegurar unos elevados estándares de bienestar animal, reducir las emisiones de carbono y gestionar el impacto que tiene la ganadería lechera en el agua y la biodiversidad. A través del Programa de Valores Agrícolas de Ferrero hemos desarrollado y fomentamos relaciones a largo plazo con productores locales de leche seleccionados que respetan nuestras estrictas normas. Esto nos permite garantizar y mejorar el frescor y la calidad de nuestra leche. Cumplimos estrictamente con los reglamentos de producción nacionales que regulan parámetros de calidad de la leche cruda (como la ausencia de antibióticos) y de otros productos lácteos, además de asegurar nuestros altos niveles de calidad.

¿Qué porcentaje de nuestra leche permite la trazabilidad?

Debido a que obtenemos nuestra leche directamente de socios lácteos seleccionados de acuerdo con estándares estrictos, podemos proporcionar una trazabilidad del 100% de nuestra leche hasta las granjas lecheras en todo el mundo. Trabajamos con nuestros proveedores para impulsar la mejora continua y alentarlos a adoptar las mejores prácticas en la producción de leche. Para aprovechar estos logros y seguir desarrollando nuestro Programa Ferrero Farming Values para la leche, iniciamos en 2019 nuestro programa "Vision Dairy". En esta fase piloto, trabajamos con un grupo de proveedores de leche en el terreno para evaluar el desempeño y las necesidades actuales de sostenibilidad. Basándonos en los datos de esta fase piloto, estamos dando forma a nuestra hoja de ruta de sostenibilidad.

Huevos Asegurarse de que las gallinas reciben un tratamiento digno es la principal cuestión que se debe abordar en la cadena de suministro de los huevos a escala mundial. Nuestra cadena de suministro de los huevos está plenamente integrada, lo que significa que los proveedores controlan todo el ciclo de vida de sus animales y la composición de su alimentación. Nos hemos comprometido, a nivel de nuestra cadena de suministro global, a adquirir los huevos en granjas que utilicen sistemas sin jaulas.

¿Qué porcentaje de nuestros huevos procede de gallinas de corral?

NUESTRO COMPROMISO para 2025:

100% El 100 % de los huevos son de gallinas de corral.

En 2014 alcanzamos nuestro objetivo de adquirir el 100 % de los huevos en proveedores de gallinas no enjauladas en la UE. Nuestras cadenas de suministro de huevos europeas representan el 95 % de los huevos que utilizamos en todo el mundo. Nuestro actual objetivo es llegar a abastecernos únicamente de huevos e ingredientes a base de huevo procedentes de gallinas no enjauladas para 2025 y a nivel global. En 2013, pusimos en marcha dos nuevas plantas de fabricación fuera de Europa, concretamente en Turquía y México. Los huevos utilizados en estas plantas representan aproximadamente el 5 % de nuestro consumo global y estamos trabajando con nuestros proveedores para que les suministren únicamente huevos de gallinas no enjauladas.